Erotismo y/o pornografía en la literatura

banner-erotica-001

Es muy difícil conseguir la objetividad en la descripción del evento, cuando he participado directamente en la charla – debate presentada en el Club Cronopios (Carrer Ferlandina, 16, El Raval) el pasado sábado. Con mis amigos Teresa Estévez, Ignacio J. Borraz y Karlos Kosas, hemos creado (simbólicamente, aún sin acta escrita) el colectivo PONME (Plataforma Oral y Narrativa de Manifestaciones Eróticas), con el propósito de crear debate y conversación acerca de textos que, aunque no sean del género, describan escenas de erotismo y/o pornografía. En resumen, debatimos acerca de los distintos estilos que los escritores usan para describir escenas eróticas en sus páginas. Contamos con invitados especiales, quienes nos leyeron (y recitaron) sus textos allí, a poca luz.

Nuestro público fue variado. Hombres y mujeres, jóvenes y maduros. Les ofrecimos una selección de 4 textos, cada uno con su propio estilo, para poner encima de la mesa el tema. La selección fue la siguiente:

“Entonces, una vez pasado aquel instante de brutalidad, volvió a sitiar la ciudadela, apretando, ensanchando y empujando a la fuerza una y otra vez hasta que, finalmente, el baluarte cayó. Un horrendo grito de agonía llenó la sala cuando el monstruo invasor desgarró los intestinos de la joven. Palpitante y agitado, el escurridizo reptil lanzó hacia adelante su veneno y después, privado de su rigidez, se rindió a los frenéticos esfuerzos de la joven para expulsarlo. El padre Severino lívido de furor al verse imposibilitado para mantener el asedio, cayó al suelo inconsolable.”

Justine” del Marqués de Sade


Encajó la enorme y empapada punta de su músculo amatorio en la gruta de George y fue introduciendo en su interior hasta el último de sus dieciocho centímetros.

Eres el tío más vicioso que me he echado a la cara —gimió. Arqueó las caderas y logró que su polla tocase fondo. Cuando la sacaba, apareció cubierta de grumos de mierda—. ¡Jode, jode, jode! —canturreaba Philippe, mientras aceleraba el ritmo—. ¡Eres un vicioso!

Y gruesas gotas de semen no tardaron en salir despedidas dentro del sumiso George en una sonora rociada.”

“Contacto” de Dennis Cooper


Una incontinencia que bate su interior, un temblor de ingles cuando acerca la punta de la lengua. Las cejas, dos crespones negros que se arquean cuando humedece su punto de sal, ese grano de locura que ella acaricia por las noches con un tacto febril, secreto y afectuoso, y que acelera los latidos de la sangre, de los pulsos; de una muerte cercana. Y siente penetrar un poco, acariciar la piel tensa, tirante, como fina seda de tambor, que guarda y esconde un tesoro intacto. Se agita y suspira, la Carmelilla; los ojos revueltos de agua, las pupilas brillantes, la risa ciega, mordida con una urgencia biológica.”

“Sed de champán” de Montero Glez


¡Pasen y vean! Desde las profundidades del mar emerge una sirena dulce como la mermelada. Menuda y juguetona, se inclina sobre la ducha para no perder la vista de la otra maravilla de este circo, Savannah, la diosa hechizada. El agua salpica en la bañera mientras purifica el cuerpo de la mujer torturada. Todos los golpes de la una son el dolor de la otra. Las muchachas están preparadas para comenzar el baile. La hechizada recorre con sus manos, su cuerpo de estudiante de metro setenta. Savannah se toca a sí misma, extasiada al recibir la atención de la pequeña sirena, su musa. No duda en mostrarle su delicioso onanismo sin pudor.”

Lizzie” de Patricia Muñiz


Todas las opiniones fueron consideradas. Si leemos erotismo es para conseguir masturbación o no. Si es la mujer la principal consumidora de literatura erótica antes que el hombre. Diferencias entre escritores amateurs y consagrados. Todo entra por la vista, sobretodo en los cómics. El tema es muy amplio como los gustos de las personas. El entorno nos permite hablar abiertamente de ello,  difícilmente podríamos plantear una actividad como esta en un pueblo rural. Y muchas más, tantas que nos faltó tiempo.

Mención especial merecen nuestros invitados. Contamos con la participación de Angel R. Larrosa, Albert Svn, Isabel Llanos y Marco Antonio López. Cada uno de ellos nos deleitó con su encanto particular. Isabel recitó su poema “Gotitas” y fue respondido con otro poema por Marco Antonio. La química entre ambos podía sentirse desde el escenario, decorado con velas encendidas y el aroma de incienso que llenó el lugar.

Para terminar la actividad, les pedimos a los asistentes que nos redactaran un breve relato erótico, usando una frase inicio ya impresa con antelación. Esta dinámica fue soltando la timidez de los asistentes, y pudimos escuchar relatos muy bien definidos.

Cerrando el evento, nos hicimos la foto de rigor, y quedamos muy contentos con la recepción del público presente. El feedback sigue llegando (positivamente), lo que nos permitirá plantearnos una segunda charla / debate, relacionada con el erotismo en la literatura.

Anuncios

Acerca de Ladyku'ei

Publico aquello que me llama la atención, literalmente por amor al arte. Implacable, a veces. Frases directas, como disparos. Intensidad.
Esta entrada fue publicada en Encuentros, Escritura, eventos, literatura, poesia, Por amor al arte, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Erotismo y/o pornografía en la literatura

  1. teresa dijo:

    Mil gracias Erika Araya por tu altruismo y activismo. Un abrazo.

  2. Ladyku'ei dijo:

    Muchas gracias Teresa, el activismo literario está más vivo que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s